La industria de la moda brasilera es for export.

slide-moda-brasilera-ronaldo-fraga-2014

moda-brasilera-ronaldo-fraga-2014

En una época donde nuestro hermano latinoamericano es el que se lleva la mayor porción de la torta en relación al mercado de la moda, Brasil todavía tiene muchas trabas internas para lograr destacarse. Ser un mercado emergente para los ojos de inversores extranjeros y al mismo tiempo poder consolidarse con su mercado local.

Hace unos años que renombradas marcas extranjeras invadieron -y en el sentido literal de la palabra- el mercado verde y amarelo, consiguiendo destacarse y liderar entre los consumista de moda brasileros. Desde marcas de consumo masivo -como la recién llegada Topshop- o las marcas de lujo, como Louis Vuitton, Chanel y ahora Kate Spade New York. Más que sabido es que el ciudadano brasilero ama aparentar ser lo que no es. La ostentación por marcas extranjeras es más que habitual en este país. Incluso muchísimo más que en el nuestro. La fashionista brasilera ama exhibir tal cual pavo real que consume marcas extranjeras.

Este consumismo desmedido y cultural a la ostentación genera un cambio de valores, no importando clase social.

Es entonces que el mercado local de diseñadores se ve afectado. ¿Cuando la brasilera se va a dar cuenta que lo que la destaca es justamente priorizar los productos de autor hechos por diseñadores locales? El valor diferenciado de lo regional y que hace un apartado de una moda tan globalizada, de ese trendy de cool hunter extranjero. ¡Con tantas piedras, bambúes, cañas y textiles elaborados allí!

La industria de la moda en Brasil es la segunda que genera más empleos e ingresos para la economía. Según datos del 2013, cada $100 reales que se gastan en fabricar ropa, la mitad de ellos, o específicamente $54 reales son solo de impuestos. ¿Y sabían que las marcas extranjeras que arriban en la tierra de la Mata Atlántica muchas veces están exentas de impuestos? Así es mis amigos.

Por más que Brasil consiguió abrirse una gran brecha en la industria de la moda internacional con diseñadores destacados como Alexandre Herchcovitch, Osklen, Pedro Lourenço o Ronaldo Fraga, todavía queda mucho por educar puertas adentro.

Nota al pie: viví una década de mi vida en ese hermoso país. Recientemente volví de un viaje a Rio y San Pablo y pude ver que no todo lo que brilla sobre Brasil está hecho de lentejuelas y piedras preciosas H.Stern.

Trabajo como Global Social Media Strategy, Digital Content y Digital Small Business Consultant. Creo en la bici como un medio de transporte. Un día grabaré un EP y viviré en París. O L.A.

Be first to comment