Crónicas girly – Nueva sección

espacio-girly

He decidido empezar una nueva sección en mi blog porque no todo son estrategias de social media, marketing, tutoriales, reseñas de películas o #diy aka paso-a-paso. Hay momentos en la que una necesita un espacio de reflexión. Una breve pausa para compartir cómo una se siente viviendo en una ciudad y empezando a entender cómo funciona el mundo.
Un espacio para compartir emociones, sentimientos, alegrías, cosas frívolas, penurias o miedos. Oh, sí, los miedos… Y de eso voy hablar hoy.

Soy una persona que siente mucho miedo. De todo. Miedo de despertarme, de vestirme, de salir a la calle, de hablar con personas nuevas, de hacer cosas, de comprar ropa, de andar en bici por las avenidas. Sin embargo, el miedo es como la energía que me motiva a hacer todo eso. Cuanto más miedo tengo de algo, más quiero hacerlo. Es como una contradicción que se retroalimenta. Ojo, que no se confunda con inseguridad. Es miedo. Como el miedo que le tengo a una cucaracha, a un grillo no invitado en mi casa, a que un colectivo me aplaste cuando estoy en bicicleta, a armar la valija, a enamorarme, a cuidar mis plantas, a aprender una nueva canción.

Recuerdo una frase que me quedó muy presente: “Al miedo se lo enfrenta con más miedo.”

No se si es un buen consejo, o -un consejo- siquiera, pero a mi esa frase me hace sentir menos miedo.

Estoy a nueve días de viajar por un mes al viejo continente, donde no conozco ni uno de los cinco países que elegí. ¿Miedo? Tan infinito como la cantidad de piel muerta que dejamos cada día. ¿Pánico? No, pánico no. Solamente miedo. ¿De seleccionar la ropa? Sí. ¿De perder el vuelo? Sí. ¿De olvidarme la mitad de las cosas que quiero llevar? Sí. Y así podría seguir enumerando.

Muchas veces cuando charlo con amigas es muy recurrente esta pregunta:

–Pero Flor, ¿qué es lo que te da miedo?
–Muchas cosas, pero especialmente todo.

Cómo dicen en twitter: “Qué difícil es vivir”.

Ustedes, ¿sienten miedo o ni siquiera racionalizan el miedo? Leo sus comentarios.

Ilustración por Miss Capricho.

Be first to comment