Cinco cuidados básicos para los días calurosos

Cuidados-calor-shore

Hay quienes se declaran “de la banda del verano” y aman esta estación: estar despojado de ropa, disfrutar del sol, aprovechar el clima para algunas zambullidas en la pileta o el mar y, por qué no, tomar colorcito en la piel. Claro está que también están los grinchos de guardia: aquellos que no pueden vivir sin un aire acondicionado, que piden un iglú como refugio y sufren muchísimo estos días de altas temperaturas.

Les guste o no, los días de calor llegaron y se hacen notar intensamente. Es por eso que hice una lista de seis tips para tener en cuenta con las altas temperaturas.

1. Protegete del sol.

Desde el protector solar al sombrero, cuando tengas que exponerte al sol recordá que aunque suene feo y triste, el sol es malo. No solo te puede dar un golpe de calor, sino que el sol en exceso puede producir cáncer de piel. Si estás en la pileta o en la playa, antes y después de meterte en el agua recordá repasar el protector. Los más pequeños pueden llevar una remera de algodón que se seque rápido o de lycra, así no se exponen al sol tan directamente.

2. Hidratate.

Lo básico y esencial: tomá mucha agua. Las gaseosas en verano pueden ser muy ricas, ya que al contener azúcar y sodio nos levantan la presión y nos quitan el “abombamiento” de un día caluroso, pero al mismo tiempo no cumplen la función de hidratar. Además la cantidad de gas que contienen combinada con el calor puede causar hinchazón y molestias en nuestro organismo. Si se trata de tomar algo más rico, preferí tomar jugos naturales o mate, caliente o frío (ya que se puede hacer el famoso tereré). Al contener mateína va a hacer que estés despierto y con energías. ¿Un nuevo refresco que soy fan? Preparar una jarra de agua helada con

3. Comé liviano y saludable.

Una alimentación sana y libre de grasas en verano es más que necesaria. Te vas a sentir con más energía y liviano. Preferí las verduras crudas y las frutas de estación. Los platos fríos antes que los calientes. Si llevás la vianda para pasar la tarde en la pileta, la playa o el parque, intentá tener los alimentos lo más frescos posible, ya que el calor los puede fermentar. Si no tenés una conservadora portatil podés recurrir a las bolsitas de gel frío. Eso va a ayudar a que se conserve todo más fresco.

4. Ejercitarte (pero respetá horarios).

Si sos fan del deporte al aire libre y no podés parar de moverte, hacelo durante las horas de menos calor. Lo ideal es evitar el horario de 10 a 17, cuando se concentra el calor. Si estás en la ciudad, preferí la nochecita, cuando el calor del asfalto ya disminuyó.

5. Vestite fresco.

Si bien es algo sabido, no cuesta nada recordarlo. Elegí colores claros, de preferencia prendas blancas en la parte superior del cuerpo, ya que es donde el sol más impacta. Short, bermudas, pollera, calzado abierto siempre que sea posible o cerrado muy livianito (nuestros preferidos son las alpargatas o chatitas de tela).

¿Y vos, cómo sobrellevás el calor?

Foto: Stephen Shore.

Trabajo como Global Social Media Strategy, Digital Content y Digital Small Business Consultant. Creo en la bici como un medio de transporte. Un día grabaré un EP y viviré en París. O L.A.

Be first to comment